FOLKLOREANDO

FOLKLOREANDO
Comparsa de Calipso de Carnaval de Venezuela

Buscar este blog

DEL PATRIMONIO ARTISTICO CULTURAL DE YARACUY

DEL PATRIMONIO ARTISTICO CULTURAL DE YARACUY
Baile de Arpa o Joropo Veroense de Yaracuy

Páginas vistas en total

viernes, 21 de agosto de 2009

POR EL DIA MUNDIAL DEL FOLKLORE


El 22 de agosto Día Mundial del Folklore

ENTRE FOLKLORISTAS O FOLKLORÓLOGOS



Por Luis Valles Silva



El Término o la palabra "folklore" aparece por vez primera en la Revista The Ateneum, de Londres (Inglaterra), a través de una carta firmada por Ambrosio Merton, seudónimo del arqueólogo e investigador de Tradiciones el Inglés William John Thoms el 22 de Agosto de 1846, fechada el 16 del mismo mes. Dicho término, se equiparaba con lo que hasta ese entonces en Inglaterra era conocido como antigüedades populares o literatura popular. Willian J. Thoms, pide en dicha carta que sean recogidos, con la intención de que sean preservados con destino a las nuevas generaciones, los usos, costumbres, creencias, ceremonias, supersticiones, baladas, proverbios, mitos, leyendas, entre otros de los tiempos antiguos o viejos, y de lo cual mucho ya se había perdido, pero de lo que aún existía mucho mas que podía ser rescatado mediante esfuerzos oportunos.



Es importante destacar que no fue el folklore lo que descubrió o inventó Thoms en ese momento, ya que eso existió, con otros nombres tal vez pero había existido, fue la palabra la que el propuso, fue el término Folklore, el cual a partir de ese momento se constituyó como bandera, a cuya sombra todos trabajamos en la misma orientación y con el mismo fin y objeto.

Dentro de la Palabra folklore se encierran o están contenidos los objetos tangibles cuyo origen disímiles se pierden en lo hondo del tiempo, designando igualmente su estudio.

A partir del año 1931, el término es empleado como ciencia aplicada al estudio de lo perteneciente al pueblo, a lo producido socializadamente sin autor conocido.



Etimológicamente el término Folklore deriva de dos palabras de origen inglés fusionadas, mas exactamente son dos antiguas palabras sajonas "folk" que traduce pueblo, gente, raza y "lore" que quiere decir saber, ciencia, es decir “saber del pueblo” entonces se designa con ella el "saber popular".



Desde ese momento esta palabra fue adoptada en todo el mundo, no sin antes haber recibido severas y a veces hasta injustificadas críticas y numerosas proposiciones de cambio o empleo de otros términos, tal es el caso de los países de habla hispana, que propusieron los términos de demótica, demosofía, gemología, demopsicología y demopedia, en Portugal Don Teófilo Braga propuso demótica, mientras que en Buenos Aires, Ismael Moya propone trademología, equivalente a “ciencia de las tradiciones populares”, en Alemania se emplea el término “Volkskunde” para la Ciencia y Volklebre para lo material, términos que no prosperaron, porque lo importante era el contenido de la palabra y no el término en sí.



En la actualidad, en lo que respecta a Venezuela, han surgido algunas personas en desacuerdo con el empleo del término ya madurado y aceptado en el mundo, proponiendo otras palabras, aludiendo a que es un término “agringado”, que si esto o lo otro, pero, hablando en el argot criollo, no se da pie con bota, mientras tanto, los que de una u otra forma nos dedicamos a estudiar, sistematizar y profundizar al respecto, llamándonos unos “folkloristas” y otros “folklorólogos” , no estamos interesados en debatir al respecto, mas si en defender y apoyar la creatividad o productividad de las comunidades creadoras, estudiándolo en su propio ambiente, el del pueblo nativo, pero sobre todo entre el pueblo que vive aislado de las corrientes migratorias y lejos de las llamadas ciudades cosmopolitas.

El Folklore es popular, pero lo popular no es folklórico, estos son dos términos que fácil y comúnmente suelen ser empleados indistintamente, lo popular es moda, es efímero, generalmente se da en las ciudades o grandes urbes, tal es el caso, por ejemplo, de un cantante cualquiera, aparece en el panorama social pega en las emisora de radio y televisoras uno o mas temas musicales, todo el mundo los canta y los baila, pero al cabo de cierto tiempo desaparece, en cambio el folklore es permanente, suele transformarse, porque una de sus características, al ser producida por el ser humano, es que es cambiante o dinámico, sin embargo este dinamismo es sistemático y gradual, ejemplo un cantante de música recia llanera surge con una pieza a ritmo de gabán esta se hace popular, la letra tal vez se olvidará con el tiempo, pero el género musical, el ritmo de gabán permanecerá en el tiempo porque otros cantantes surgirán con otras letras basados en el mimos ritmo musical.

1 comentario:

  1. Interesante la información recaudada en este artículo, a nivel educativo para los estudiantes y futuros conservadores del patrimonio cultural de nuestra tierra. Agradecido por el aporte suministrado en dicha página. "Mis más sinceras palabras de agradecimiento al Maestro Luis A. Valles Silva

    ResponderEliminar